lunes, 24 de noviembre de 2008

Aguador de Sevilla

Anoche en una conversación le dije a Zesar cuál es el cuadro del que copié este perfil:


...y cómo no, era El Aguador de Sevilla:

¿cómo resistirse a dibujar una cara con tantísimas arrugas?

Errores:

Le puse la nariz aguileña cuando el auténtico la tiene recta.

El ojo lo hice con un aspecto como de estar observando a un interlocutor que le habla mientras el auténtico está con la mirada perdida en un gesto de ensimismamiento.

La sombra de su pómulo huesudo se extiende hasta el cuello.


Si alguien ve más errores que me lo diga.

2 comentarios:

malagon dijo...

errores no veo, el dibujo está muy bien, pero cometemos siempre el error de sólo curranos las caras, las arrugas de los trajes son también muy interesantes, te lo digo por experiencia, yo hacía lo mismo

brandelmosca dijo...

la forma de la cabeza respecto a la nuca y la frente: el original es más cuadrado y tú lo has redondeado