viernes, 23 de marzo de 2007

El Mal más Absoluto



Me da igual que no creais la historia que os voy a contar a continuación. Resulta que la otra noche, estando yo hambriento a las 5 de la madrugada me levanté a por algo comestible a la cocina. Cuando abrí la nevera no podía ser más grande mi sorpresa cuando me encuentro con un extraño ruido que venía del fondo del estante más bajo. Estupefacto y sudoroso decidí sentarme en una silla roñosa de mi roñosa cocina y esperar a ver qué ocurre.

Por un momento pensé que los hongos y líquenes de mi nevera habían pasado a un nuevo eslavón evolutivo o que el cadaver que guardé hace años no era del todo un cadaver. Sin embargo, para mi sorpresa no eran líquenes ni nada lo que se movía sino algo peor: un huevo podrido mutante!!! Resulta que este insólito habitante de mi frigorífico llevaba vivo y consciente desde 1985 aproximadamente.

Asegura llamarse Facundo y dice odiar el tango y la opera, no me extraña pues cuando mi padre llega a la cocina no se oye otra cosa allí. Anoche fui a visitarle y a asegurarme de que no habíasido una pesadilla pero resultó ser una verdad más palpitante que yo mismo.

Como me dijo que le gustaba Dostoievski y el claké le busqué unos libros y le regalé esas piernas de un juguete de mi infancia, espero que le sirvan.

Aunque de momento no me llevo mal con él sospecho que es la encarnación del mal más absoluto.

3 comentarios:

malagon dijo...

El niño duda se levanta por la noche y se encuentra en us cocina un león y tu un huevo podrido, estupendas son las coincidencias de la creatividad

Luca dijo...

No sabía q el niño duda se levantaba a media noche y se iba a la cocina. Creia que cuando tenía hambre acababa muriendo de inanición por no decidirse con qué pie salir primero de la cama jeje.

En cualquier caso que sepas que las mentes de RecreArte funcionan en plan racimo (como los trillizos psicoticos de Minority Report) o al menos así debe ser con las pocas reuniones que hacemos.

Luca dijo...

Se me olvidaba: también es conocidilla mi historiadel bombero turco que se levanta de madrugada y cuando abre el frigorífico es tragado por un agujero interdimensional que lo traslada unos cuantos siglos en el futuro.

Por cierto, eso es muuuuuy anterior al Niño Duda jajajaja (risa malbada).