lunes, 26 de febrero de 2007

En el espacio exterior







Hace unos años me dio por comenzar un comic ambientado en el futuro. Se supone que una pequeña nave de una gran corporación internacional de investigación militar llevaba unas cepas vivas desde un planeta con vida microscópica. Esas cepas debían ser llevadas a la Tierra para ser investigadas y usadas como armas biológicas, en caso de que pudieran servir para eso.

El caso es que durante el viaje de regreso uno de los microorganismos resulta no ser sino una larva que comienza a crecer y desarrollarse hasta que poco a poco se va cargando a toda la tripulación. ¿Por qué? Pues resulta que el animalico en cuestión se ve atraído por las feromonas que despedimos cuando cambiamos nuestros estados de ánimo. Esas feromonas le siven como guía para rastrear a su presa hasta que la devora.

La verdad es que me tocó un poco las narices el enterarme tan tardíamente de que ese es casi el mismo argumento de Alien, el octavo pasajero. Lo cierto es que esa pelicula la llevo viendo desde que era un crio de 5 años y es extraño que no me diera cuenta antes, pero también es cierto que hay bastantes otras partes del argumento que no tienen nada que ver con ella.

Hace poco me encontré con que llegué a hacer un número considerable de páginas y bocetos así que creo que sería una pena si no lo retomo. Evidentemente el alienígena no me lo encontré así, lo retoqué ayer.

5 comentarios:

iSRa dijo...

"la originalidad es el arte de ocultar la fuente", jaja, la nave mola mucho! y el bicho... parece sacado de Cthulhu... tambien ta chulo

Luca dijo...

Es extraño porque yo pensaba que Cthulhu era una especie de pulpo gigantesco con pretensiones totalitarias. El mio, en cambio, tiene más de mantis religiosa, aunque sin el factor sado-maso.

kap dijo...

Aunque el argumento sea el mismo, lo importante es como se explica lo mismo con recursos diferentes. La prueba son, por ejemplo que el argumento de "Romeo y Julieta" (que la idea no viene de Shakespeare, sinó que ya es mucho anterior, pues es el de Tristán e Isolda o otros mitos de la Grecia y la Roma clásica) se ha explicado y reexplicado en miles de libros, poemas, películas, tebeos, por mucha gente diferente, ¿no?
Y en cuanto al bicho, lo encuentro sublime. La utilización de colores sombríos le da un toque brutal.
Hay una editorial que busca dibujantes para un cómic, te recomiendo que te presentes, mira la convocatória (además de ésta también hay muchas otras cosas) en http://www.artistic-point.com/?p=372

malagon dijo...

estupenda la nave y el bicho

sigue deleitandonos

Scarpa dijo...

la nave es la ostia, jeje...sólo tu tienes esa paciencia para los detalles...